¡Tienda online de vinos ecológicos!

logo-divided-header-light_latue (1)

Vinos sin sulfitos: qué son, mitos y realidades

vinos sin sulfitos marcas

¿Qué significa sin sulfitos añadidos?

Si eres curioso y te gusta el vino, habrás observado en algunas etiquetas la frase «sin sulfitos añadidos» o «no sulphured added». Y es que los vinos sin sulfitos han ganado popularidad como una alternativa para aquellos que desean disfrutar de esta bebida sin la presencia de estos compuestos. En este artículo, exploraremos qué son exactamente los vinos sin sulfitos, cuántos sulfitos puede contener el vino, si representan un riesgo para la salud y otras consideraciones importantes.

¿Qué son los vinos sin sulfitos?

Los vinos sin sulfitos son, como su propio nombre indica, vinos que no tienen sulfitos añadidos durante su elaboración. La pregunta entonces es, ¿qué son los sulfitos del vino? Pues según el Consejo Europeo de Salud Alimentaria (EUFIC), los sulfitos son sales inorgánicas que se utilizan ampliamente como aditivos alimentarios. Están presentes en nuestro cuerpo y también en muchos alimentos como agregados durante el procesamiento o como consecuencia natural de la fermentación. Para que un vino se pueda etiquetar como «sin sulfitos» no se le debe haber añadido sulfitos durante su elaboración, y el valor del SO2 total debe ser menor de 10 mg/litro.

Los sulfitos del vino se utilizan para detener la fermentación en un punto específico del proceso de elaboración vinícola. Además, son conservantes que previenen el deterioro y la oxidación, y brindan protección contra las bacterias. En síntesis, los sulfitos ayudan a mantener la frescura y el sabor del vino, y prolongan su conservación.

¿Cuántos sulfitos tiene el vino?

La cantidad de sulfitos en los vinos varía significativamente. Por lo general, los vinos blancos y dulces contienen más sulfitos en comparación con los vinos rosados, tintos y secos. Cabe destacar que los sulfitos no sólo están presentes en el vino, sino que también se encuentran en muchos otros alimentos, a veces en concentraciones hasta 10 veces superiores. Un ejemplo notorio es la presencia de hasta 2000 miligramos por kilogramo de sulfitos en albaricoques deshidratados. En contraste, los vinos blancos y rosados normalmente contienen hasta 200 miligramos por litro, mientras que los vinos tintos presentan hasta 150 miligramos por litro.

Mitos y realidades del vino sin sulfitos

Una idea errónea muy común sobre los sulfitos del vino es que provocan dolores de cabeza, resaca y otros efectos secundarios desagradables. Sin embargo, en la mayoría de los casos esto no es cierto. Por lo general, las reacciones adversas a los sulfitos del vino se denominan «alergia al sulfito» debido a la similitud de los síntomas con los de la alergia. Sin embargo, en realidad, se trata de hipersensibilidad, ya que el sistema inmunológico no está involucrado en las reacciones a los sulfitos. Según la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA), los sulfitos suelen considerarse un aditivo seguro para los consumidores

Vinos sin sulfitos

En LATÚE, pensando en la comunidad de winelovers, tenemos referencias de marcas de vinos sin sulfitos añadidos. Entre ellos destaca Clearly Organic Tempranillo (Sin sulfitos añadidos), un vino color rojo picota intenso, de capa media/alta, que denota su madurez y concentración. En nariz, se perciben intensos aromas de fruta roja madura, como cerezas, frambuesas y grosellas, con un ligero toque de regaliz negro y plantas aromáticas, como tomillo y romero. En boca, es un vino de estructura media, con taninos suaves y una acidez equilibrada. El sabor es fiel a la nariz, con notas de regaliz, arándanos, tomillo y uvas tintas. El final es persistente y agradable, con un recuerdo frutal y balsámico. Se trata de un vino versátil y fácil de beber, que puede acompañar a diversos platos de carne, pasta, queso, embutidos y tapeo.

Conclusiones

La elección de disfrutar vinos sin sulfitos o no dependerá de las preferencias individuales. Mientras algunos aprecian la pureza y autenticidad de estos vinos, otros pueden preferir las variedades más tradicionales. En última instancia, explorar el mundo de los vinos sin sulfitos ofrece a los aficionados la oportunidad de descubrir nuevas dimensiones enológicas y decidir qué tipo de experiencia de degustación desean experimentar.

Compartir:

> Destacado

> Redes Sociales

> Últimas noticias

Recibe nuestras novedades

Suscríbete a nuestro newsletter

Notificaciones sobre noticias, nuevos productos, ofertas y promociones.

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacíoVolver a la tienda

    ¿Eres mayor de edad?

    Confirma si tienes más de 18 años